Probabilidad de ganar el bingo.

  1. Maquinas Tragamonedas Chile: Todas las armas explosivas van en una ranura guiada especial.
  2. Como Ganarle A Una Tragamoneda - Sí, es seguro descargar software de Casino.
  3. Tragaperras Online Foxin Wins Hq: Que sepamos, en el momento en que se escribió esta revisión, Casino Club no ofrece una aplicación nativa diseñada en código nativo.

Jugadas mas altas del poker.

Tragaperras Online Mustang Money
Si te gustan las tragamonedas y las transmisiones de casino, te encantarán nuestros videos recientes con grandes ganancias de cientos e incluso miles de veces la apuesta.
Jugar Al Baccarat Gratis
Wild Fire Riches, Diamond Chief y Mayan Gold son solo algunos de los juegos que contienen software proporcionado por Ainsworth Game Technology.
Junto con las versiones clásicas de los juegos de mesa, han desarrollado una variedad de variantes innovadoras y únicas.

Lotería navidad castelldefels.

Bonos Gratis Sin Deposito Casinos España
Estos paquetes generalmente están destinados a todos, pero los casinos pueden ofrecer bonos de bienvenida especiales, bonos de depósito por igual y regalos exclusivos para jugadoras.
Tragaperras Online Kings Of Cash
Tres de estos símbolos otorgan 10 giros gratis.
Loto Jackpot Como Se Juega

RENPRE - Trámites ante el Registro Nacional de Precursores Químicos
Trámites ante el Registro Nacional de Precursores Químicos
28 septiembre, 2020
Participación ciudadana - OPDS
Instancias abiertas de Participación Ciudadana de obras
9 octubre, 2020

Día Mundial del Hábitat

Día Mundial del Hábitat

Las Naciones Unidas designaron el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades y sobre el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También tiene la intención de recordar al mundo que todos tenemos el poder y la responsabilidad de moldear el futuro de nuestras ciudades y nuestros pueblos.

Tema de 2020: Vivienda para todos — Un mejor futuro urbano

Tener una vivienda adecuada siempre ha sido una cuestión de vida o muerte. La COVID-19 ha hecho esta situación evidente, ya que una de las acciones clave necesarias para detener la propagación de esta enfermedad ha sido que las personas se queden en casa.

Al mismo tiempo, la COVID-19 nos ha recordado que el hogar es mucho más que un techo. Un hogar debe ser seguro para permitirnos seguir trabajando, aprendiendo, con acceso a servicios básicos e infraestructura para las medidas de higiene, y con suficiente espacio para el distanciamiento físico. También debe estar ubicado en un lugar que permita a los residentes acceder a espacios públicos verdes y abiertos, oportunidades de empleo, servicios de salud, escuelas, guarderías y otras instalaciones sociales.

Se estima que desde antes de la pandemia, 1 800 millones de personas ya vivían en barrios marginales y asentamientos informales, viviendas inadecuadas o sin hogar en las ciudades de todo el mundo. Es probable que ahora experimenten problemas de salud debido a la ausencia de servicios básicos, espacio para el autoaislamiento y la exposición a múltiples peligros socioeconómicos y ambientales, incluidos disturbios y violencia, inundaciones, incendios, contaminación. Todos estos factores les hace ser mucho más vulnerables al COVID-19.

Las desigualdades estructurales han salido a la luz a través de la pandemia, lo que demuestra cómo las minorías, los pueblos indígenas y los migrantes se ven afectados de manera desproporcionada por la precariedad de la vivienda, el hacinamiento y la falta de vivienda.

La COVID-19 se ha extendido en áreas donde la gente carece de una vivienda adecuada, experimenta desigualdades y pobreza. Los residentes de estas áreas a menudo tampoco son reconocidos, protegidos y corren el riesgo de ser desalojados y reubicados, especialmente en tiempos de crisis.

La vivienda es un derecho humano y un catalizador de todos los demás derechos fundamentales, así como la única forma de garantizar el “Derecho a la Ciudad para todas las personas”.

En 1985 las Naciones Unidas designó el primer lunes de octubre de cada año como el Día Mundial del Hábitat con el objetivo de reflexionar sobre el estado de la estructura de nuestros pueblos y ciudades y el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También pretende recordar al mundo su responsabilidad colectiva en el futuro del hábitat humano.

¿Por qué un Día sobre el hábitat?

El Día Mundial del Hábitat se celebró por primera vez en 1986 con el tema «La vivienda es mi derecho». Nairobi fue la ciudad anfitriona para la celebración de ese año. Otros temas anteriores han incluido: «Vivienda para las personas sin hogar» (1987, Nueva York), «Vivienda y urbanización» (1990, Londres), «Ciudades futuras» (1997, Bonn), »Ciudades más seguras» (1998, Dubai); «La mujer en la gobernanza urbana» (2000, Jamaica), «Ciudades sin tugurios» (2001, Fukuoka), «Agua y saneamiento para las ciudades» (2003, Río de Janeiro), «Los objetivos de la Declaración del Milenio y la Ciudad» (2005), «Las ciudades, imanes de esperanza» (2006), «Ciudades armoniosas» (2008) y «Planificando nuestro futuro urbano» (2009, Washington, DC), «Mejores ciudades, mejor vida» (2010, Shanghai, China) y «Las Ciudades y el Cambio Climático» (2011, Aguascalientes, México).

Artículo extraído del sitio web oficial de Naciones Unidas.